Tuerto Rey - Poesía y alrededores

en el archipiélago /
textos de aquí

Ana Maria Bozzini
/ Poemas de “Irlanda, la noche afuera”

Estas irreales tierras como sombras
 


Más allá del mar, por extensión, acá,
pero allí, parecido a una vez, transbordador
salobre gesto, portador sólo de palabras;
en un puerto que vacila entonces
en el ojo transparente  el azul no cede.
Lo transporta el gen que indica
aclara la espuma que atraviesa
La tarde se mueve, flotan los cuerpos
en la deriva del asombro
y creer en el arraigo
de este lado de tempestades, rieles
tiempo que dispersa polvo en la memoria.

 

Envoltorio de nubes



Envoltorio de nubes
más al norte del norte (mar)
escarpada en dos se divide por la diferencia
unos santos reducidos a estampas
predicen desde el manuscrito de kells
en disputa de crédulos,
por una grieta de la fe. San Jorge
no pacifica, y promete salvación
por llegar, concluye esa familia,
que arma la historia otra vez
en el inicio, después de sufrir
cuando queda poco y la duda
pone al descubierto la celebración.
Buenos Aires, las brasas del humo,
                                                         las castañas,
y no hablar, por lo nostálgico.
La tarde sigue a alcohol y ruina.


Así  ellos vuelven a pisar los pasos
que dejaron marcados en la grama.

 

Devienen en blanco inaugural
 


Devienen en blanco inaugural.
Migran para reescribir la historia.
Hombres y mujeres se estremecen
en las cenizas del deseo
que corroe las ruinas de la siembra,
hasta los pájaros ahogados en lágrimas
huyendo sin voces, presagios que el agua
no pudo contener.
En la liviandad la niebla
baja y contornea verbos ágiles, acaso livianos
en las noches estalla la nostalgia
de los cuerpos rendidos al amor .


Desde aquí  no importa medir
la distancia que los une.



Y como eran esos tiempos, nuevos

 

Y como eran esos tiempos, nuevos
cuando el principio podía ser fin,
entretanto días, se someten
a la trama pura y gutural del sonido
con el aire que pasa entre las cuerdas.
La pausa para no caer
por la escalera de la noche es trueno.
Ojos asustados por ese Dios
que cuida y un castigo,
de risas y palabras para entretener la tormenta
en los techos que se abren, fuera de toda lógica. 


Muy lejos del primer hombre
con la terracota se amasa cierta duda
Inexplicable de dónde llegaron.



No hay retorno piensa
 


No hay retorno piensa
de la hambruna del deseo
(Desprejuicio), la voluntad cede
(las compuertas) otra vez a la intemperie.
De lo difícil quiere volver a lo simple,
indivisible de los abusos diarios.
Así cuando el viento haga
pedazos los pechos
se abrirán las polémicas
para hallar el sitio
donde  gestar las emociones,
de ese órgano que oprime, arde
y  mantiene sobras de un relato.


 

Ana Maria Bozzini

Ana Maria Bozzini

Ana Maria Bozzini es una poeta platense nacida en CABA, Argentina. Es, además, Asistente de Psiquiatría Infantil por el Instituto de Rehabilitación del Lisiado, trabajando en abinetes de Psicología y escuelas especiales. Ha recibido diversas menciones y premios provinciales y nacionales.  Participó, entre otros, en el Grupo Literario Sobrepoesía, emblemático colectivo de la ciudad de La Plata. Aquí transcribimos poemas de su libro “Irlanda, la noche afuera” (Editorial Universitaria. 2017).