Tuerto Rey - Poesía y alrededores

navegantes necesarios /
otras coordenadas

Nikiforos Vretakos
/ poemas

Nuevo crepúsculo detrás del Taigeto

 

Si lloro
es por mí.

Sol que declinas
como una gran
rosa traslúcida
(igual que si se abriera
como un capullo
la misma cumbre)
no encuentro otra manera,
en este instante,
de expresar la luz.



Carta

 

(A Themo Amurgui)

No tengo una hoja de los viejos árboles verdes.

En este papel te escribo mi tristeza
tan leve que la lleva el viento,
tan buena y tierna que el sol no se sorprende,
noble como el silencio que camina de noche
en la hierba. Simple y pura como el agua que corre
sin que nadie adivine que nació de la tormenta de ayer.

Muchos han muerto. Muchos seguimos viviendo. Todos estamos
heridos. El mundo pesa de tanto dolor.

Con el silencio del mar recibirás mi tristeza.
Te envío este eterno "no me olvides", es una
luz plegada en una pequeña nube.

Te envío este corderito, pues está cerca de Dios,
para que lo lleves a su verde jardín.
Te envío este niño con el pie quebrado.
Álzalo hasta la ventana con el Lucero,
cerca del mundo, cerca del sueño.

Cerca de tu bondad cálida como el aliento de una madre.
Cerca de la chimenea donde apoyas la mano en la frente
y sueñas con la felicidad del hambriento, del soldado, del enfermo.

Colócalo cerca de la verde bandera. Cerca del rojo
caballo. Junto a tu madre que rodeada
por los gorriones de enero teje la esperanza.
Colócalo cerca del suspiro de la amistad. Cerca, muy cerca.
Siéntalo y abre como una sonrisa la ventana
para que vea el mundo.
                                    Nada más, querido Themo. Como siempre
peregrinando por la tierra del sol, te saludo
con el ala de mi pena. 
 

Nikiforos Vretakos

Nikiforos Vretakos

"No conocemos la poesía de Nikiforos Vretakos en el original. Solamente hemos accedido a ella a través de las versiones directas del griego de Horacio Castillo. Según datos de las obras consultadas Vretakos nació en Krokeas, Esparta, en 1911 y murió en 1991. Este año, precisamente, se cumplen 100 años de su nacimiento. Publicó su primer libro de poesía en 1929 titulado Bajo sombras y luces. Luego siguieron La epístola del cisne (1937), El libro de Margarita (1949), El Taigeto y el silencio (1949), Los ríos oscuros (1950), El fondo del mundo (1961), Helitropo vespertino (1976) y Función bajo la Acrópolis (1981).Vretakos pertenecía a la generación del 30 junto a Seferis, Riksos y Odiseas Etytis, entre otros. Desde 1967 a 1975 vivió desterrado en Italia". Horacio Preler.

Toda la nota en: http://www.eldia.com.ar/edis/20111002/el-poeta-griego-nos-lego-castillo-revistadomingo63.htm

Los dos poemas que se transcriben aquí son de Poesía Griega Moderna, Horacio Castillo (Editorial Vinciguerra, 1997)