Tuerto Rey - Poesía y alrededores

en el archipiélago /
textos de aquí

Néstor Mux
/ dos poemas

El espacio de cada uno

 

Porque cada hombre
debe continuar reclamándole
a la vida el propio espacio sagrado
que le corresponde desde el principio

probarnos a nosotros mismos
que la campana mutilada
de la razón y la inocencia

continúa volando en medio
de la infinita sordera de la tierra.


(De Como quiera que sea, 1978)
 

Perros atados


Es posible que ese perro atado ladre
a estrellas que lo aturden con señales
o aúlle a quienes lo dejaron vigilando,
para nadie, una casa abandonada.

Los vecinos se quejan porque no pueden dormir,
escuchar la radio o lustrar sus automóviles.

Mientras tanto yo le adivino colmillos azules
como el amor o la muerte y lo imagino altivo
como algunos hombres o como muchos perros.

Porque su sonido tiene algo de delicada insensatez
o de agonía, y ese sonido me acompaña y me persigue.
Porque su ladrido se impone por sobre las voces
desafinadas y rancias de la gente
mezcladas como al fondo de una olla.

Y porque es posible que yo esté atado también,
pero sin su convicción para ladrar y aullar
ahora que siento finalmente que me han dejado solo
vigilando una luz casi deshabitada.


(De Perros atados, 1982)

Néstor Mux

Néstor Mux

"Seguramente la poesía de Néstor Mux se puede sintetizar entre el título de su primer libro "Nosotros en la tierra" y el de uno de sus poemas "Perros atados". La poesía es un perro atado que ladra al universo para que cese el espanto del mundo".  Patricia Coto en Delicada Insensatez (Cuadernos Orquestados).

Néstor Mux nació en la Plata en 1945. Publicó  La patria y el invierno (1965), Nosotros en la tierra (1968), Cartas íntimas para todos (1974), Como quiera que sea (1978), Perros atados (1982), Poemas (1985), Poesía reunida (2000), Papeles a consideración (2004) y Disculpas del irascible (2009). En 2009 Cuadernos orquestados dio a conocer una breve selección de sus poemas con el título Delicada insensatez.Mux obtuvo numerosos premios, entre ellos, el Primer Premio del Fondo Nacional de las Artes (1967), el Premio Consagración “Roberto Themis Speroni” de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires (1986) y el Premio Consagración de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires (1996).