Tuerto Rey - Poesía y alrededores

navegantes necesarios /
otras coordenadas

Hugo Mujica
/ Lo que el abrazo abarca y otros poemas

Alba

quieto,
como no moviéndose
para que la sangre no rebase
la boca

quieto,
como sintiendo un pájaro
herido
en la palma de la mano

sin cerrar la mano
sin abrir los ojos.

hay una fe que es absoluta:

                          una fe sin esperanza.

 

Orillas

afuera ladra un perro

a una sombra, a su eco
o a la luna
para hacer menos cruel la distancia.

siempre es para huir que cerramos
una puerta,
es desierto la desnudez que no es promesa

la lejanía
de estar cerca sin tocarse
              como bordes de la misma herida.

adentro no cabe adentro,

no son mis ojos
los que pueden mirarme a los ojos,
son siempre los labios de otro
                     los que me anuncian mi nombre.

 

Lo abierto

Cae quieta la lluvia,
                  lo abierto mana.

Cae la lluvia, cae sobre
la espera,

en la caída la lluvia es su camino
                                  y el camino su llegada.

Hay que osar lo abierto y la caída:
                                 el desierto de la sed
                                      no la sed del desierto.

 

Afueras

Puerta en medio del campo:
                               lindero y puente entre dos afueras.

El borde del salto no es una orilla, es la vida,
                                          al borde de cada vida.

 

Lo que el abrazo abarca

gotea el grifo
y algo de la piedra se va en el agua,

muere
como si fuese humana.

buscamos retener lo que en el otro
se va yendo,
lo que a veces se derrumba

pero es apenas la despedida
                               lo que el abrazo abarca.

 

Nieve al viento

Copos de nieve al viento,
                caen desde su ahora,
                         caen sobre su aquí.

Cuando no hay ayer, cuando
hoy es olvido,
no hay con qué imaginar mañanas:
                             hay sólo lo que siempre hay,
                                      hay este estar naciendo.

 

Estrella fugaz

A cada bosque
                  sus hojas al viento,

a cada vida su
espera:
su sábana blanca ondeando
                en la noche
                      bajo una estrella que cae.

 

Amanece y callo

Amanece y
callo;

callo todo miedo, callo cualquier
                                   presagio,

              busco un alba virgen de mí,
                     busco el nacer de la luz,
                                          no su alumbrarme.

 

Nace el día

Nace el día,
la claridad en la que todo
se muestra,
lo que hacia ella brota
                        y lo que su misma luz marchita.

Todo nacer pide desnudez,
                      como la pide el amor,
                                como la regala la muerte.

 

Hugo Mujica

Hugo Mujica

Hugo Mujica, Buenos Aires,1942. Estudió Bellas Artes, Filosofía, Antropología Filosófica y Teología. Esta gama de estudios se refleja en la variación de su obra que abarca tanto la filosofía, como la antropología, la narrativa como la mística y sobre todo la poesía.
Entre sus principales libros de ensayos se cuentan “Kyrie Eleison” (1991), “Kénosis” (1992), “La palabra inicial. La mitología del poeta en la obra de Heidegger” (1995), “Flecha en la niebla” (1997), “Poéticas del vacío” (2002), “Lo naciente. Pensado el acto creador”, “La casa y otros ensayos” (2008), y “La pasión según Georg Trakl. Poesía y expiación” (2009). “Solemne y mesurado” (1990) y “Bajo toda la lluvia del mundo” (2008) son sus dos libros de cuentos. Su obra poética -de 9 libros-, fue recogida por Seix Barral bajo el título “Poesía completa. 1983-2004” (2007). Sus libros han sido publicados en Argentina, España, Chile, México, Italia, Estados Unidos, Francia, Bulgaria y Eslovenia.