Tuerto Rey - Poesía y alrededores

en el archipiélago /
textos de aquí

César Cantoni
/ Poemas Inéditos (2013)


Retrato a lápiz
 

Cuando el artista J. R. Butin me retrató a la edad de siete años,
no imaginó, seguramente, que se me caería el cabello,
tampoco que sería poeta –título discutible–
y mucho menos que, luego de cinco décadas y media,
su dibujo continuaría colgado en una pared de mi escritorio,
como si el niño lleno de ilusiones
no quisiera abandonar al hombre de hoy.


Familia tipo con perro
 

En la foto estamos papá, mamá, mi hermana,
el perro de la casa y yo.
Papá está serio, como siempre,
mamá está linda, como siempre,
mi hermana está asida al brazo de mamá,
el perro está absorto
y yo estoy más rígido que un soldado,
pendiente de la cámara.
Papá y mamá salieron de foco hace bastante,
mi hermana se jubiló,
al perro lo mató un tranvía
y yo, momentáneamente,
me aferro a esta foto que encontré entre otras,
plena de reminiscencias
y tan implacable como el tiempo.


American way of life


De chico, me encantaban
las series americanas,
que miraba en mi dormitorio
mientras tomaba la merienda.

¡Cómo anhelaba, entonces,
la hora de ser grande
para matar a mucha gente
y convertirme en héroe!


Entre oficios, profesiones y otros menesteres


Mi padre quería que fuera comerciante,
mi madre quería que fuera médico,
mi abuela quería que fuera ebanista, como mi abuelo,
y cada pariente dejaba entrever alguna preferencia.

Yo, por entonces, quería ser policía
y torturar a mi vecino,
que me había roto la pelota.


1976


Ese año enterramos las armas
y las municiones:
el viejo revólver de papá,
y las dos escopetas de papá,
y la escopeta rota del abuelo,
y mi rifle de caza,
y las balas de plomo
y los cartuchos.
Todo lo enterramos
prolijamente en un baldío
para que la dictadura de turno
no se sintiera amenazada.


El mayor problema del hombre
 

El mayor problema del hombre
no es el analfabetismo sino la cultura:
las hormigas son analfabetas, pero tienen sabiduría;
el hombre suma conocimientos,
pero aún no ha logrado entender nada.


Fábula posmoderna


Según los expertos, muchas especies naturales
se hallan en vías de extinción.
Hablan de tiburones, ballenas, cocodrilos,
lagartos, lagartijas, águilas, cormoranes, lechuzas,
garzas, chinchillas, huemules, musarañas..., sólo para dar un ejemplo.
(Hasta el hombre, con su lógica destructiva,
ha puesto en riesgo su propia supervivencia.)
Al parecer, la naturaleza no sabe defenderse sola.
Salvo en el caso de las ratas,
que siguen multiplicándose.


Ejercicio práctico para niños en edad escolar con un corolario
 

Como se sabe, los minerales, los vegetales y los tejidos animales
tienen comportamientos diferentes.
Si tomamos, por ejemplo, un clavo, una papa y un trozo de carne
(no realizar con partes humanas la experiencia)
y los dejamos fuera de la heladera,
veremos que el clavo no se corrompe,
que la papa se corrompe mucho después que la carne,
que se corrompe rápidamente.
Corolario: el hombre, como se sabe, está hecho de carne;
en consecuencia, es lo más predispuesto a corromperse.


Los caminos de la vida


Buda transitó el Noble Camino,
Lao-Tsé eligió seguir el Sendero,
Cristo tomó la ruta del Calvario,
yo, menos proclive a dogmas y vía crucis,
ando y desando una calle periférica
cuya única verdad son los grafitis.  
 

Supervivencia de las cucarachas
 

Vienen desde el origen de los tiempos. 
Sobrevivieron al Diluvio y a la bomba atómica.
Presenciaron el fin de los mamuts y de los dinosaurios.
Y un día verán sucumbir a nuestra especie,
confirmando el proyecto jerárquico de Dios.


La chica de enfrente


Es de noche y hace un calor insoportable.
Asomado a la puerta de mi casa,
escucho la Sonata para piano nº 1 en do mayor,
de Wolfgang Amadeus Mozart,
mientras la chica de enfrente
sale casi desnuda a la vereda
y pierdo el sentido de la música.


Mirando fijamente tu retrato
 

Durante tres días y tres noches
estuve mirando fijamente tu retrato,
insultándote y maldiciéndote,
deseándote las peores calamidades de la vida:
insomnio, dolores de parto, crueles enfermedades...
Y, sin embargo, no habías cruzado la calle con luz roja,
no habías dejado de pagar la tasa inmobiliaria,
no habías abortado ni matado a nadie.
Era la deserción de tu voz en el teléfono
el crimen sangriento que te hacía punible.
 

César Cantoni

César Cantoni

César Cantoni. Nació en La Plata el 23 de febrero de 1951. Su obra poética publicada incluye los siguientes libros: Confluencias, 1978; Los días habitados, 1982; Linaje humano, 1984; La experiencia concreta, 1990; Continuidad de la noche, 1993; Cuaderno de fin de siglo, 1996; Triunfo de lo real, 2001; La salud de los condenados, 2004; Diario de paso, 2008; El fin ya tuvo lugar (2012). Publicó, además, la plaqueta Irlanda, 1998, y los cuadernillos Intemperie y otros poemas, 2006, y Latencia: poesía y dictadura, 2013. Figura en más de veinte antologías poéticas, entre ellas: Antología de la Nueva Poesía Argentina, 1980; Poesía entre Dos Épocas (Argentina 1976-1983 / Inglaterra 1930-1939), 1985; Años de Ceniza y Escombros (Nueva Poesía de los Años ’80), 1988; 70 Poetas Argentinos (1970-1994), l994; Poetas Argentinos Contemporáneos, Tomo VI l997; Entre la Utopía y el Compromiso. 16 Poetas Argentinos, 1997; Poesía hacia el Nuevo Milenio. Antología de Poetas Argentinos, 1999. Algunos de sus poemas fueron traducidos al inglés, francés, italiano, portugués y catalán. Administra el blog de poesía platense “Los poetas no van al cielo”
(www.lospoetasnovanalcielo.blogspot.com.ar).
Reside en su ciudad natal.