Tuerto Rey - Poesía y alrededores

en el archipiélago /
textos de aquí

Felipe P. Villaro
/ poemas de "El sueño de Ulises"

Mediodía

 

Los acordeones y los bajos
suenan graves y apacibles
en este bar de la calle 48
en el que nadie atiende a la música
sino a sus cosas.

Ignoro por qué
pero está aquí el príncipe de los lirios,
que ha venido desde Cnossos.
También está Homero
que observa distraído,
pero satisfecho,
cómo sus dos rivales siguen corriendo en torno
de la ciudad:
Héctor siempre adelante.
Y Aquiles, el de los pies ligeros,
persiguiéndolo.

A través del vidrio empañado
veo pasar la niña rubia,
el vendedor de cuchillos,
la florista con sus claveles húmedos y marchitos,
y algunos hombres
y algunas mujeres
que van y vienen.

En esta pequeña historia
que cabe en el pocillo de café
todos los que pasan
y yo con ellos,
seguimos corriendo en torno de la ciudad,
aunque nadie nos persigue.



Puntos de fuga
 


1

Una letra.
Una palabra.
Un verbo.

Una punta afilada.
Una herida de agua.
Una sombra caída.

Yo no sé si debo
ni hacia dónde.
Hoy es un día de invierno
y sin pájaros.

Hoy regreso
por partes.
 


2

Arde en su magia
la leña seca.
Como hace frío
me bebo el fuego
y dejo la copa de malbec
sobre la mesa.

El silencio está tibio
y quieto
en la ceniza
pero una voz me grita:
quieeeen eeeeres?
resuena la voz,
resuena en mi cabeza
y en mis huesos.

Para callar la voz,
tomo la copa
y me bebo el vino
y la ceniza.


4

Vuela el cazador hasta que el tiro
parte desde el pájaro escondido.
Un hilo de sangre desciende desde el ojo
y cae sobre el dedo en el gatillo.

El tren se ha detenido.
Aquí bajamos.
Cada uno con su presa.


11

Como una brisa
breve,
la vida,
desnuda de eternidad
se ha ido
vestida de mariposa.

 

14

Endurecido el pan
y el diente débil
le hincó el ojo hasta destrozar el párpado.



El arte de la metáfora


1

Pájaro pequeño,
oscuro,
un latido en cuerpo de pluma
que atraviesa el aire
buscando un corazón.
Oh Dios!
si no es esa
cuál es
la razón por la que escribo?

 

 

 

Felipe P. Villaro

Felipe P. Villaro

Felipe P. Villaro nación en Trenque Lauquen (Provincia de Bs As) en 1939. Ha publicado Adasmeuq (pequeñas cosas y otros poemas)
en 1999 y el ensayo Decadencia y Nación (Argentina 1862-2005).
Reside en La Plata desde 1964. Es, además de poeta, doctor en Abogacía.

Estos poemas pertenecen a su libro El sueño de Ulises (Alción Editora, 2008).