Tuerto Rey - Poesa y alrededores

poesía, magia y alrededores /
de la literatura universal

Raúl Gustavo Aguirre
/ Dos poemas

Transformaciones

 

Desde niño sufrí
la tiranía de los otros.
Fui dócil, aprendí,
y como un mono o un bufón
entretuve a los nobles
con mis prodigios en el piano.

Compuse con talento
según el gusto de mi época
y fui aplaudido. Pero
cierta vez un acorde
me trastornó con su misterio:
supe que el alma es infinita,
que la orfandad es infinita
y me interné por los caminos
que las arduas tinieblas
abrían ante mí.

Los míos no entendieron.
Me encontraron oscuro,
rebelde, sospechoso.
Mi padre se alarmó.
Mi mujer se ofendió.
Los archiduques me olvidaron.
Pero yo seguí solo
y me di la razón.
Fui venturoso, fui desventurado.
Canté mis melodías con los ángeles
y con los comediantes de la lengua.

Después, una mañana
frígida de diciembre
me morí. Y ahora soy
la música de Mozart.


La Gaceta, Tucumán, 1982

 

Viena, 5 de diciembre de 1791

 

Tengo aún tanta música
por inventar. Violines
más reales, Constanza,
que las penas. Y oboes
como arcángeles roncos.
Y nuestros hijos muertos,
y aquel trío, Constanza,
de arlequines, y el sabio
Papageno que toca
sus campanitas y
la miseria no existe,
ni la tristeza, ni
Salzburgo con sus nobles
dignatarios imbéciles.

Tengo aún tanta música
por inventar. Un arpa
donde sueña una niña
en París, hace tiempo,
y la nieve, y mamá
silenciosa, dejándonos.
Un violoncelo canta
y la noche no existe
ni el dolor ni el olvido,
sólo la melodía,
la extraña melodía
como una explicación,
Dios mío, como una
infinita razón
que sólo tú comprendes.

¡Qué hermosa era la vida!
Tengo aún tanta música
por inventar. El piano
me confía esta noche
sus andantes más puros,
su dulzura más honda,
sus secretos fantásticos.
Y una viola de pronto
surge de alguna parte
y una voz y otra voz
cantan la eternidad
de los seres que amo.

Pero ya debo irme.

 

La Gaceta, Tucumán, 1980.

 

 

 

Raúl Gustavo Aguirre

Raúl Gustavo Aguirre

Argentina, Buenos Aires, 1927-1983. Poeta, crítico, traductor, generoso difusor de poetas nacionales y extranjeros. En 1950 fundó, junto con otros poetas de su generación, la revista "Poesía Buenos Aires". Este  poema pertenece al libro La estrella fugaz, de Libros de Tierra Firme, 1984.
"Creímos que, de alguna manera, la vida de Raúl Gustavo Aguirre aparece cifrada en el primer verso de esa breve y hermosa composición: "Yo cumplo un luminoso y secreto destino", escriben  Antonio Requeni y Daniel Chirom en el prólogo de La estrella fugaz.