Tuerto Rey - Poesa y alrededores

navegantes necesarios /
otras coordenadas

Iván Wielikosielek
/ Gatos y otros poemas

  

Gatos
 

Una tarde llegaron a mi vida sin anunciarse
Tan solo estaban ahí, sobre una tapia de ladrillos mirándome
De a poco fueron entrando en mi patio y en mi casa
Los alimenté con carne cada vez que tuvieron hambre
Les puse un tazón con agua para que no tuvieran sed
Les armé una caja con una bufanda para que no sintieran frío
Así pasó el tiempo y así se volvieron viejos e indiferentes
Frívolos y sedentarios
Como yo a lo largo de todos estos años
A veces los he visto acechantes en mi ventana
Y los he creído enviados por un dios terrible para que me vigilen
Otras veces me han contemplado con dulzura
Y entonces pensé en un dios misericordioso que los mandó para cuidarme
Para enseñarme a envejecer desde que miré tras los ladrillos a lo desconocido.

(inédito)

 
Diosa de cal

 
Sobre la tapia del cementerio
duerme una gata blanca

parece una diosa egipcia
que olvidó el color de la arena

de tanto soñar hacia las tumbas.

 
Bodas


Flores blancas se esparcen
al pie del duraznero

corona de novia de la primavera
que celebra sus bodas con el viento.

 
Lo que queda de la noche

 

Amanece en el campo
pero en la ciudad las calles aún están dormidas

una cúpula encendiéndose de rosa
es la única antena capaz de sintonizar el sol.

 
Lo que queda del día

 
En la terraza oscura
una fila de broches aún brilla amanecida

pájaros que iluminan la casa
antes de volarse hacia occidente.

 
 Masitas

 
Mi madre muerde masitas frente al televisor
y se babea su saquito de lana

        Y disemina miguitas en su pecho
        como semillas en un surco recién tejido

Mi madre ha hecho de su vida un cine personal
y de su muerte un acontecimiento lejano

Como un raro film que quizás pasen algún día
pero que de todas formas no espera

¿Qué sabe la muerte de cine?
¿Qué sabe la muerte de Omar Sharif y las pirámides?

Y a ella sólo le interesan las películas de amor eterno
y los documentales sobre la inmortalidad del alma.

Mi madre muerde masitas frente al televisor
y disemina miguitas en su pecho

        Y el polvo vuelve a ser polvo
         en la pradera pobre de su regazo.

 (poemas de Príncipe Vlad y otros poemas)

Iván Wielikosielek

Iván Wielikosielek

Ballesteros, Córdoba, 1971. Vive en Villa María.
En 2008 editó Cotidianos funerales en la Tierra, libro que recopila 14 poemas escritos a lo largo de diez años.
Príncipe Vlad y otros poemas (llantodemudo, 2012) es su  último libro.

Foto: http://tintadepoetas.blogspot.com.ar